Arq. Pablo González TRAZO arquitectura

¿Te has imaginado un mundo sin espacios corporativos?

No, creo que el momento que estamos pasando el cual sin duda es algo totalmente fuera de nuestro control, ha afectado y seguirá afectando las formas de trabajo y por ende de los corporativos. Sin embargo, a mi forma de ver y pensar, la comunicación humana, la socialización y el trabajo en equipo es parte fundamental del éxito de muchas empresas, instituciones y organizaciones y cuando me refiero a esto es hablar del cara a cara. Podemos pensar que las videoconferencias de alguna manera solucionan este tema pero el “contacto” humano creo que no se perderá ni se debe de perder, es esencia de vida. Pero es un hecho que existirán fuertes afectaciones en el entendimiento de los espacios corporativos como los hemos conocido

Algo muy importante a mencionar es que no todas la organizaciones deberán tener los mismos cambios y aunque después de 2 años podamos pensar que ya sabemos como debemos funcionar, pienso que aun falta tiempo para ajustes y nuevas ideas que al final serán marcadas por la evolución y cambios que aun se puede provocar por esta pandemia. De hecho creo que es en gran parte responsabilidad de los involucrados en este mercado el seguir estudiando de que manera deberíamos tener las menores afectaciones, considerando la suficiente adaptación al cambio dentro de los corporativos

¿Cuál consideras puede ser la o las opción más rentables para el trabajo corporativo?

Sin duda las formas de trabajo ya estaban cambiando antes de esta pandemia y pienso que solo estamos acelerando dichos cambios y por desgracia estamos tomando decisiones inmediatas, muy válidas, a las cuales les faltará un análisis real, entendiendo que a la fecha tampoco tenemos la seguridad de cómo y cuándo acabará el tema de la pandemia. Es por eso que me parece muy complicado pensar cuales podrán ser las soluciones en este momento. Sin embargo, analizando lo que venía sucediendo aunado a medidas que hoy en día debemos tomar dentro del trabajo corporativo y por las experiencias que hemos tenido en diseño de los espacios durante este periodo, yo creo que pueden existir varias formas de revertir el tema y lograr nuevamente la rentabilidad de estos espacios.

El Home Office como tal, será un esquema que se tomará por varias organizaciones, sin embargo va más allá de mandar a los colaboradores a trabajar a casa, los beneficios de este esquema ya fueron probados por varias empresas y en algunos casos fueron un éxito, pero existieron otros que no funcionaron como se esperaba. Lo que hoy vivimos no lo podemos plantear como un esquema realmente estudiado si no como una urgencia real y “obligatoria” lo que ha desarrollado en muchos casos son problemáticas de logística y operación. Pero sin duda tendremos que pensar en la casa u otros lugares como un real espacio de trabajo, el cual deberá tener las mejores condiciones posibles para poderlo lograr. Lo anterior esperando que otros rubros vuelvan a funcionar como antes, educación, programación de tiempos de trabajo, movilidad, etc. Hoy en día es totalmente antifuncional pensar que este llamado Home Office funcione en casos donde familias enteras se encuentra en un mismo espacio intentando hacer las actividades que normalmente se hacían en otras instalaciones.

Otra posible solución es crear hubs de trabajo que se puedan ubicar en diferentes locaciones dentro de una ciudad lo que implicaría una menor movilidad y una densidad menor a las que puede tener un corporativo como tal. Lo anterior puede ocasionar un mayor gasto a las empresas pero se podría continuar con los beneficios que hoy en día se puede tener en un corporativo, siempre pensando en los protocolos que se deban llevar y que como mencioné anteriormente, creo que aun no tenemos cerrados esos temas.

Sí será muy importante pensar en espacios más abiertos, en lo posible generar muchos más espacios adecuados al aire libre, y posiblemente las opciones de adecuar espacios públicos podría ser una opción que a mi pensar pueden tener pros y contras a un mediano plazo pero valdría la pena experimentar e ir ajustando como una nueva forma de trabajo.

El caso de adecuar espacios comerciales como áreas de trabajo, es posible, porque también es un mercado que ha sido fuertemente afectado y podría ayudar en este aspecto, las ventajas de que puedan tener mayores áreas abiertas ayudarían sin duda, pero también es muy importante el aprovechar los muchos m2 que existen construidos para corporativos y posiblemente adecuar muchos de ellos para dar una seguridad real de las personas que ahí convivan y trabajen, integrando sistemas y diseños, que si bien pueden incurrir en mayores gastos para esto, a su vez podrían mantenerse.

Por último, cabe la posibilidad de que varias organizaciones decidieran el ampliar sus espacios rentables para abarcar temas de sana distancia e intentar operar de alguna forma de la manera más parecida a como lo estaban realizando, esta opción puede ser la menos viable por temas de costos, que para la urgencia que estamos viviendo pudieran llegar a ser muy negociables contra el riesgo de que baje en gran porcentaje la rentabilidad de los edificios corporativos.

¿Han evolucionado o no, han requerido hacerles cambios o que has aportado a tus proyectos corporativos para que se adapten a las nuevas medidas de convivencia social?

Sin duda han cambiado los espacios, no me atrevería a decir que fue una evolución si no una serie de acciones o “parches” en corporativos existentes, dentro de proyectos nuevos también existe un cambio muy fuerte, desde las densidades que se manejan, espacios no asignados (Idea que se venía manejando anterior a la pandemia) Hemos tratado de revisar los temas de circulaciones y espacios los cuales no aglutinen a mucha gente, espacios con distancia suficiente para no provocar contagios o temor a la gente. Hoy en día tampoco podemos dejar afuera una serie de sistemas de sanitización de las áreas y muy importante el trabajar sobre las nuevas propuestas de logística de trabajo en general. En muchos casos las mismas corporaciones cuentan con estos protocolos donde la asistencia de sus colaboradores es intermitente, o bien se crearon manuales, que van cambiando o ajustando casi día con día por la información que se genera al respecto. Que si bien lo vemos como una solución a un problema específico es algo, pudimos tratar de implementar con anterioridad

Pienso que aun nos falta un tiempo para poder resolver todos los temas que hoy nos impactan pero también soy optimista a que esto sin duda nos dejará marcados con una serie de aspectos que se quedarán y que ayudarán, existirá el momento en que se reactiven muchas actividades muy similares a la que desarrollamos anteriormente.

Finalmente esta es una fuerte sacudida que deberemos de aprovechar a cambios que no solo nos imponga esta enfermedad si no que se analicen a beneficio de la gente, no todo es producir y generar, los aspectos humanos van mucho más allá de esto.

No Comments

Post A Comment